Familias indígenas migrantes aprenden nuevas formas de criar a sus hijos, a través de talleres educativos

Por Bertha Rodríguez-Santos

nios-estudian Greenfield, California.- Varias familias mixtecas y triquis están empezando a cambiar sus hábitos relacionados a la salud y educación, en busca de una mejor calidad de vida para sus hijos.

Los días 28 y 29 de mayo, un grupo de 24 familias, la mitad mixtecas y la mitad triquis, lograron graduarse al concluir el sexto de seis talleres impartidos por el Centro Binacional Para el Desarrollo Indígena Oaxaqueño (CBDIO), enfocados en la salud y la educación de los niños.

A pesar de la fuerte carga de trabajo que implica atender a la familia y responder al rigor del trabajo en el campo, las familias indígenas han asistido a la serie de talleres organizados por el CBDIO, gracias al financiamiento de la Comisión Niños y Familias de California, mejor conocida como First 5, en el Condado de Monterey.

senoras A partir del 17 de febrero, los indígenas mixtecos y triquis asistieron a los siguientes talleres: “Salud y Nutrición en los Niños”, “Disciplina y Leyes Sobre Abuso Infantil”, “Desarrollo Infantil”, “Preparando a los Niños para la Escuela”, “Las Escuelas” y “La Participación Cívica”.

Las clases han sido impartidas por las trabajadoras comunitarias Estela Ramírez (triqui) y Merced Olivera (mixteca), previa capacitación; el Director Ejecutivo del CBDIO, Rufino Domínguez y la representante de First 5, Cristina Sotelo.

Estela Ramírez y Merced Olivera consideran que estos talleres son de gran importancia para sus comunidades ya que incluso ellas mismas están aprendiendo nuevas formas de educar y alimentar a sus hijos, además de conocer formas de dedicar tiempo de calidad a su familia.

senores-taller Olivera dijo estar muy contenta de participar como facilitadora de estas clases ya que los asistentes expresaron su decisión de cambiar hábitos alimenticios como el sustituir el consumo de sodas por bebidas naturales; aprendieron sobre el daño que causa el humo del cigarillo en la salud de los pequeños y reflexionaron sobre la importancia de involucrarse más en el proceso de enseñanza-aprendizaje de sus hijos e hijas.

La indígena mixteca agregó que no solamente las 12 familias que asistieron a los seis talleres se beneficiarán con la información obtenida sino que, como es costumbre en las comunidades indígenas, el aprendizaje se compartirá con otros familiares, vecinos y amistades.

Estela Ramírez indicó que estos talleres aportan una nueva herramienta educativa para que los padres cambien la forma de criar a sus hijos ya que algunas familias indígenas acostumbran castigar a los menores con agresiones físicas, “algunos tienen la costumbre de pegarles”, dijo. La información proporcionada en las clases ayuda a que estas costumbres cambien.

Reconociendo El Esfuerzo

Las clases educativas forman parte del Programa Xina Naa Valí-Nacoa Snia, que significa “Los Niños Primero”, en el idioma mixteco y triqui, respectivamente.

diploma-nora El 28 de mayo, Rufino Domínguez, Director Ejecutivo del CBDIO, encabezó la entrega de diplomas y reconocimientos a las 12 familias triquis que completaron de tres a seis talleres.

En el evento estuvieron presentes la Consejal de la ciudad de Greenfiel, Yolanda Teneyuque y el representante de First Five del Condado de Monterey, José Montenegro. Las familias mixtecas también recibieron reconocimientos a sus esfuerzos, el día 29 de mayo. Aparte del Director Ejecutivo del centro y la Consejal Teneyuque, estuvo presente Eulogio Donato Solano, miembro de la Mesa Directiva del CBDIO.

diploma-a-senor Las personas que concluyeron los seis talleres recibieron una camiseta con el nombre del programa Xina Naa Valí y un diploma.

Las 24 familias que se beneficiaron con los talleres sobre educación, salud y desarrollo infantil constituyen el primer grupo que contempla el programa Xina Naa Valí y aún quedan por realizar 30 talleres dirigidos a otros cinco grupos de las comunidades Triqui y Mixteca.

Talleres Adaptados a la Cultura Indígena

El mixteco Rufino Domínguez destacó la importancia de estos talleres ya que la currícula (contenido de las clases) fue adaptada a los aspectos positivos de las culturas indígenas.

Citó el ejemplo de las madres que están criando bebés. En la cultura estadounidense es común que las mujeres alimenten a los pequeños con fórmulas de leche preparada, mientras que las mujeres indígenas los alimentan con leche materna. En este caso, en los talleres se destacan los beneficios de continuar con las prácticas de las comunidades indígenas.

diploma-mixtecos Domínguez también dijo que estos talleres buscan abordar de una manera integral el cuidado de la familia e incluye información sobre la salud de las mujeres desde que están embarazadas, cuando están criando a los bebés, durante sus primeros cinco años, hasta que cursan una carrera.

Las clases proporcionan información sobre las leyes de este país y cómo eliminar algunas prácticas que se realizaban en las comunidades de origen y que aquí son consideradas como delitos, por ejemplo, orinar en las calles, tirar basura, pegar a los niños, golpear a las mujeres (violencia doméstica), etc.

Asimismo, las clases aportan conocimientos sobre los beneficios de la participación cívica es decir, el involucramiento de las familias en la toma de decisiones de asuntos que los afectan directamente, por ejemplo, exigir escuelas limpias y mejor educación, entre otras cosas.

Rufino Domínguez dijo que el CBDIO espera que con estos talleres la gente de la comunidad tenga el conocimiento y la información necesarias para lograr una mejor calidad de vida apesar de las dificultades que enfrentan como migrantes en Estados Unidos.

Deja un comentario